El congreso fue un éxito rotundo, no solo cumplió con mis expectativas que por cierto eran bien altas, sino que las supero por mucho. En los días que estuvimos en el congreso logramos hacer muchos nuevos amigos de diferentes lugares, y pudimos recibir ministracion en diferentes áreas importantes de nuestras vidas. Debo decir que el Señor toco mi corazón enormemente y mi nivel de espiritualidad se vio aumentado de gran manera.

Estuvimos en diferentes talleres muy útiles, en los que aprendimos cosas nuevas, entre los talleres que mas me impactaron estuvo el de “Trayendo El Cielo a la Tierra” que estaba enfocado básicamente a intercesión, “Organizando Masivas Evangelisticas”, “Como aconcejar a drogadictos” y por supuesto “Música Diferente” el cual fue dado por Emanuel Espinoza del grupo ROJO.

Mis compañeros de viaje Josúe y Mario fueron igualmente ministrados, algo que nos maravillo además de cada predica y taller fue como se sentía el FUEGO de Dios en el aire y como logramos junto con los miles de jóvenes que asistieron, Adorar y Alabar a Dios sin ninguna reserva, ni vergüenza, gozamos de la libertad que Dios nos ha dado, y brincamos, gritamos, lloramos, de todo… rompimos los limites de las iglesias tradicionales y se llevo al siguiente nivel…. un nivel de comunión real con Dios.

Debo decir que estoy muy agradecido con Daniel, el muchacho que nos dio hospedaje en su casa durante los días del evento, el y su familia fueron muy amables con nosotros y nos hicieron sentir de verdad como en casa; además de esto esta el hecho de que cayó muy bien, tuvimos la oportunidad de conocernos y platicar bastante, y nos dimos cuenta de que no solo compartimos el amor por Dios, sino hasta gustos musicales.

El final del congreso fue espectacular, con un mega concierto, iniciado por ROJO quienes nos hicieron brincar, y saltar como locos, y a toda vos Alabar a Dios, y justo cuando ya nuestros cuerpos no tenían fuerza, vino Danilo Montero y su grupo Sigueme, con ellos igual Alabamos pero también Adoramos a Dios, puedo decir que ese concierto no fue un concierto mas sino que la presencia del Espíritu Santo lleno todo el lugar, y sentía una atmósfera de Paz, y Gozo, se sentía como el Espíritu santo se movía en todo ese lugar.

En conclusión Discípulos 2007 fue una bendición para nuestras vidas, y desde ya esperamos ansiosos la próxima edición del evento.